top of page

Empresas con sentido: tras las huellas de Viktor Frankl


empresas con sentido

¿Qué es una empresa con sentido? Es una organización que no solo busca el beneficio económico, sino que también tiene una misión trascendente que aporta valor a la sociedad y a sus empleados. Sin embargo, para lograr ello, es importante cambiar muchas de las ideas sobre las que se concibe la empresa. En este texto, exploraremos algunas ideas para las empresas con sentido recuperando algunas ideas de Viktor Frankl.


Empecemos por citar al propio autor, el psiquiatra y filósofo que sobrevivió al Holocausto y que desarrolló la logoterapia, una corriente psicológica que se basa en el sentido de la vida. Para Frankl, el ser humano tiene una necesidad innata de encontrar un propósito que le dé sentido a su existencia. Este propósito puede variar según las circunstancias y las oportunidades de cada uno. El sentido de la vida no es algo dado, sino algo que se descubre.


Frankl decía que hay tres formas de encontrar el sentido: a través de la obra o la creación, a través del amor o la relación con los demás, y a través del sufrimiento o la actitud ante el dolor inevitable (Frankl, 1992, p. XX).

¿Cómo se aplica esto a las empresas?


Una empresa con sentido es aquella que ofrece a sus colaboradores la posibilidad de realizar una obra o una creación que tenga un impacto positivo en el mundo. Es decir, que les ofrezca algo que va más allá de una serie de tareas laborales monótonas y repetitivas. Las personas buscan más que eso.


Un estudio realizado en el 2021 sobre la importancia de un trabajo con sentido, plantea que este aspecto tiene una real importancia en la calidad de vida laboral. En dicho estudio, se incorpora la Teoría de la Autodeterminación (SDT).


La SDT es una teoría de la motivación humana y la personalidad. Se centra en la motivación como principal elemento a analizar. Esta identifica tres necesidades innatas que, si están satisfechas, permiten el funcionamiento óptimo y el crecimiento: competencia, relación y autonomía.

teoría de la autodeterminación


La satisfacción de estas necesidades se ha asociado con diversos resultados beneficiosos como la satisfacción laboral (Unanue et al., 2017). Las implicaciones prácticas sobre cómo las organizaciones y los gerentes pueden fomentar el significado en el lugar de trabajo son inmensas. Por ejemplo:


  • Equipos de colaboradores que tienen claro el propósito organizacional y, además, se sienten identificados con el, pueden actuar de forma más autónoma, es decir, sin necesidad de supervisión permanente.

  • Un ambiente laboral en el que se fomenta el respeto mutuo, el diálogo productivo, la interacción permanente, permite que los colaboradores se sientan parte del sistema empresarial.

  • La implementación de procesos de desarrollo: Coaching, Mentoring Ejecutivo, Capacitación y otro tipo de procesos, abre espacios para elevar el nivel de competencias.


Otro aspecto del sentido es el amor. Aunque puede ser un lenguaje que parece lejano a la empresa, esta debe fomentar el amor o la relación con los demás, tanto dentro como fuera de la organización. Pero, no se refiere al amor sexualizado de nuestra época, sino al amor entendido como auténtico interés por el otro. La preocupación genuina por el bienestar del prójimo: Colaboradores, clientes, proveedores, sociedad, etc.





Por último, una organización que a través de la práctica de sus líderes ayude a enfrentar el sufrimiento o la adversidad con una actitud positiva y resiliente. Una empresa con sentido es aquella que tiene una visión clara de su razón de ser, de su contribución a la sociedad y de sus valores, y que los comunica y los vive de forma coherente.


¿Qué beneficios tiene ser una empresa con sentido?


Como demuestran varios estudios, las empresas con sentido tienen mejores resultados económicos, mayor innovación, mayor compromiso y satisfacción de sus empleados, menor rotación y absentismo, mayor lealtad y confianza de sus clientes, y mayor reputación y responsabilidad social. Las empresas con sentido son más competitivas y sostenibles en el largo plazo, porque se adaptan mejor a los cambios y a las demandas del mercado y de la sociedad.


¿Cómo se puede convertir una empresa en una empresa con sentido?


No existe un modelo único para ser una empresa con sentido. Cada organización debe encontrar su propio camino, según su historia, su cultura, su sector y su contexto. Sin embargo, hay algunos pasos que pueden ayudar a iniciar o acelerar este proceso:


  • Definir de forma consciente la misión, la visión y los valores de la empresa, es decir, el por qué, el para qué y el cómo de su actividad.

  • Comunicar y vivir la misión, la visión y los valores de forma clara, constante y coherente a todos los niveles de la organización.

  • Involucrar a los colaboradores en la definición y el cumplimiento de la misión, la visión y los valores, haciéndoles partícipes y protagonistas del proyecto común.

  • Reconocer y recompensar el desempeño y el comportamiento alineados con la misión, la visión y los valores.

  • Desarrollar el talento y el potencial de los empleados, ofreciéndoles oportunidades de aprendizaje, crecimiento y desarrollo personal y profesional.

  • Fomentar el trabajo en equipo, la colaboración, la confianza y el respeto entre los empleados, creando un clima laboral positivo y saludable.

  • Escuchar y atender las necesidades y expectativas de los clientes, ofreciéndoles productos o servicios de calidad que resuelvan sus problemas o satisfagan sus deseos.

  • Establecer relaciones duraderas y mutuamente beneficiosas con los proveedores, los socios y los accionistas, basadas en la transparencia, la honestidad y la responsabilidad.

  • Contribuir al bienestar social y ambiental de las comunidades donde opera la empresa, apoyando iniciativas solidarias o ecológicas.


Ser una empresa con sentido no es fácil ni rápido. Requiere un compromiso firme, una voluntad constante y una acción coherente. Pero vale la pena tomar ese camino. Ser una empresa con sentido no solo es bueno para el negocio, sino, sobre todo, para las personas.


Referencias

Frankl, V. E. (1992). Man’s search for meaning: An introduction to logotherapy (4th ed.) (I. Lasch, Trans.). Beacon Press.

Unanue et al., Revisando el vínculo entre la satisfacción laboral y la satisfacción con la vida: el papel de las necesidades psicológicas básicas (2017). W. Unanue, M.E. Gómez, D. Cortez, J.C. Oyanedel, A. Mendiburo-Seguel

121 visualizaciones0 comentarios

Комментарии

Оценка: 0 из 5 звезд.
Еще нет оценок

Добавить рейтинг

¿Nos dejas tu comentario?

Comentarios
Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Agrega una calificación
Share Your ThoughtsBe the first to write a comment.
bottom of page