Es el liderazgo, ¡amigo!



¿Qué hace que unas empresas sean grandiosas y otras no? Es la pregunta que intenta resolver Jim Collins en el libro "Good to Great". Junto a su equipo de investigadores cruzaron las puertas de miles de empresas, buscando la piedra angular que convierte a una empresa normal, o buena, en grandiosa. Uno de los aspectos que encontraron y que era común en estas empresas, es el liderazgo. Para ello construyeron cinco niveles de profesionalidad:


  • Nivel 1 Personas muy capaces. Contribuyen a través de sus talentos, conocimientos, habilidades, a mejorar la productividad de la empresa.

  • Nivel 2 Miembros que trabajan para el equipo.

  • Nivel 3 Gerentes competentes. Organizan los recursos disponibles de la manera más óptima.

  • NIvel 4 Líderes efectivos. Se dedican a realizar la visión empresarial de una manera clara y convincente.

  • Nivel 5 Construyen grandeza. Su ambición está dirigida a la empresa, no a su ego. Siembran para el futuro.


Entonces, las empresas grandiosas, según el estudio de Collins, tienen un líder nivel 5. Es la inspiración y ejemplo de los demás niveles. Construyen para el largo plazo, pero toman decisiones para el corto plazo. Estos líderes buscan acompañar el desarrollo de sus equipos. Hacen brillar a sus equipos de trabajo.


Las empresas grandiosas nunca pierden impulso, a pesar de las dificultades, tienen fuertes convicciones, y mantienen una dirección firme. Todos estos aspectos tienen que ver con el rol del líder. Es el líder quien ofrece una dirección, y además está comprometido con esa dirección. Es el líder el responsable de las creencias básicas del negocio (misión, valores corporativos, estrategia) por lo que la convicción del resto de la organización depende de la coherencia del líder sobre estas creencias. Y el impulso, lo ofrece como un ejercicio permanente en sus actividades del día a día.


Las empresas grandiosas tienen un propósito superior, y un líder que inspira a seguir ese propósito, es la piedra angular del crecimiento. Parafraseando la famosa frase del presidente Clinton: ¡it's the economy stupid!, inventamos el título de este artículo: ¡Es el liderazgo, amigo!


#Liderazgo

#BusinessCoachingSchool

#CoachingEjecutivo

108 vistas
Recibe nuestros artículos en tu correo