El proyecto Aristóteles en Google



Bernard Girad, autor del libro "El modelo Google", describe a esta empresa como una máquina de innovar. Para nadie es novedad que el gigante tecnológico, que hoy forma parte del holding Alphabet, es la empresa ícono de la economía de las ideas. Una de las claves de su éxito es la revolución administrativa que sorprende al mundo.

Mejorar el trabajo en equipo siempre ha sido una prioridad para los ejecutivos de Google. Por ejemplo, forman equipos de trabajo pequeños, lo cual reduce costos de coordinación, mejora la comunicación y facilita la adaptación inmediata a los cambios. El objetivo es mejorar la productividad a través del trabajo colectivo. En ese sentido, desarrollaron el proyecto de investigación: Aristóteles.


El objetivo central era buscar factores de éxito en los equipos. Estándares de comportamiento reflejados en reglas y normas no escritas que fundamentan dinámicas de alto desempeño en los equipos. Así es como se involucraron en un proyecto que les permitió comprender mejor los aspectos de la vida de sus colaboradores, buscando detalles que les lleve a reconocer cómo construir un equipo perfecto a partir de los individuos y la interacción con el resto. ¿Un buen equipo es el que comparte rasgos de personalidad o al contrario, es mejor combinar personas introvertidas con extrovertidas? ¿Es mejor un equipo multidisciplinario o uno que sea uniforme en cuanto a las profesiones de sus miembros? ¿Es bueno que compartan tiempo extra laboral juntos?, etc. Los ejecutivos a cargo del estudio se propusieron responder estas preguntas en esta extensa investigación.


El primer paso para responder a la pregunta ¿qué hace que un equipo sea efectivo? es preguntar ¿qué es un equipo?. En el nivel más fundamental, los investigadores buscaron distinguir un "grupo de trabajo" de un "equipo":


Los grupos de trabajo se caracterizan por la menor cantidad de interdependencia. Se basan en la jerarquía organizacional o gerencial. Los grupos de trabajo pueden reunirse periódicamente para escuchar y compartir información.


Los equipos son altamente interdependientes: planifican el trabajo, resuelven problemas, toman decisiones y revisan el progreso de sus proyectos específicos. Los miembros del equipo se necesitan unos a otros para hacer el trabajo.


Los resultados arrojaron cinco dinámicas clave que tenían los equipos que lograban éxito:

  • Seguridad psicológica, los miembros del equipo sienten un ambiente de confianza en el cual asumir riesgos.

  • Confianza, pueden contar unos con otros para lograr los objetivos con calidad óptima.

  • Estructura y claridad, tienen metas y roles muy bien definidos.

  • Significado del trabajo, las personas se sienten parte del propósito que el equipo persigue.

  • Impacto del trabajo, están conscientes del impacto del trabajo individual en los resultados de equipo.

En resumen, los mejores equipos son aquellos en los que los miembros se escuchan y muestran empatía por el resto. El Proyecto Aristóteles confirma lo que los buenos líderes hacen con su gente, crear un ambiente de confianza para el aprendizaje mutuo.


#BusinessCoachingSchool

#ProyectoAristóteles

#CoachingEjecutivo

#CoachingdeEquipos

#BusinessCoaching

Recibe nuestros artículos en tu correo