top of page

Guía para aplicar liderazgo democrático en la empresa




Liderazgo democrático es un estilo que facilita la creación colectiva. Sin embargo, no significa dejar al equipo solo


¿Qué es liderazgo?


El liderazgo es un conjunto de habilidades que permite a un individuo guiar y acompañar a un equipo u organización a lograr una meta deseada. Es el proceso de influir, motivar y llevar a las personas para lograr los objetivos organizacionales.


El liderazgo empresarial es el proceso de guiar un negocio hacia el éxito. Se trata de definir la visión, los objetivos y las estrategias de la empresa y luego comunicar a los empleados de una manera que los motive a trabajar juntos por sus objetivos en común.


Los líderes empresariales son responsables de generar consenso en todos los niveles de una organización, tomar decisiones estratégicas, establecer una cultura de responsabilidad y desarrollar las habilidades de los miembros de su equipo.


Las habilidades requeridas para un liderazgo empresarial efectivo no son necesariamente innatas o naturales.

Las habilidades requeridas para un liderazgo empresarial efectivo no son necesariamente innatas o naturales. Se desarrollan a través de diversos procesos de formación, coaching, mentoring, incluso cursos y sobre todo, experiencias de vida.


Es decir, el liderazgo es una habilidad aprendida que se puede mejorar con la práctica y la experiencia. Con ese objetivo, los líderes deben identificar sus propias fortalezas y debilidades, así como las de sus seguidores con el objetivo de desarrollar un estilo de liderazgo efectivo para cada situación particular en cuestión.


Liderazgo para ambientes de alta incertidumbre


En un ambiente lleno de incertidumbre, el rol de los líderes se hace más relevante que nunca. Uno de los estilos más necesarios en esa situación es el liderazgo democrático. Un estilo que facilita la participación y creación colectiva. Sin embargo, el liderazgo democrático no significa dejar el control.


Si no existe dirección, no existe liderazgo.

Es importante esta aclaración. Liderar es dirigir, guiar, llevar a algún lado. Eso se puede lograr desde el extremo de controlar, o intentar controlar, todo hasta el otro extremo de Cocrear junto al equipo. Si no existe dirección, no existe liderazgo.


Por lo tanto, un líder provee de un norte, de una ruta de navegación. Aquí nuestros 5 consejos para fortalecer el liderazgo democrático en ambientes de alta incertidumbre.

  1. Cocrear una visión clara. Como dijimos, liderar significa también guiar. Lleva a tu equipo a reflexionar sobre los escenarios futuros y a plantear soluciones. Toma esas ideas y construye una visión que permita alinear todos los talentos y alcanzar metas tangibles.

  2. Desarrolla a tus equipos. De todos los factores que existen en el ambiente empresarial, la capacidad de reaccionar, adaptarse y seguir se convierte en una competencia clave para contextos de alta incertidumbre. En otras palabras, la capacidad de aprendizaje que tenga el equipo. En esa línea, el liderazgo es un proceso que permite acompañar en el desarrollo de las personas para que sus competencias se potencien. Claro, esto requiere de marcos de trabajo, metodologías como el coaching o mentoría, y lo más importante, auténtico interés en el otro.

  3. Sé coherente. No existe nada más perjudicial que la falta de coherencia del líder al momento de enfrentar la incertidumbre. Reconoce tus valores, creencias y actitudes. Ten claro que mucho de lo que hagas incluso, mucho de cómo te valoran tus colaboradores proviene de cómo actúas. Sobre todo hoy, en tiempos del relativismo, los valores y conductas que provienen de ello son ejes sobre los que se construyen las relaciones.

  4. Piensa en grande, pero sé realista. Es decir, no está mal apuntar a objetivos o metas realmente retadoras, pero trata de decidir poniendo los pies sobre la tierra. Haz una valoración de escenarios y contrasta con tus fortalezas y debilidades. Aprovecha las oportunidades que están al alcance de tu organización.

  5. Mantente informado. La información es tan importante como las habilidades para el liderazgo. Un líder desconectado de la realidad, tomará decisiones no siempre acertadas. Mantente al día con las tendencias, nuevos competidores, regulaciones, marco económico y político. Todo ello va a afectar a tu negocio de una u otra forma.

El liderazgo democrático es un estilo necesario en épocas de cambio, aplícalo sin dejar de reflexionar que liderar es un arte y requiere de la sensibilidad suficiente para saber cuándo aplicar cada estilo según las necesidades del equipo y la situación.


268 visualizaciones0 comentarios

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating

¿Nos dejas tu comentario?

Comentarios
Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Agrega una calificación
Share Your ThoughtsBe the first to write a comment.
bottom of page